Hay para todos los gustos, románticas y femeninas, vintage, lineales, de diseño… pero hay una clara tendencia a la mezcla, como ya venimos viendo en los últimos años. Sillas y mesas en diferentes estilos y/o colores se llevan genial, colorido en detalles que decoran como dibujos, banderines, marcos…un toque informal donde predomina la funcionalidad y los gustos de cada uno.