Turandot es uno de los restaurantes más lujosos de Moscú. Ocupa un espacio de 65,000 metros cuadrados en el bulevar Tverskoy y puede albergar hasta 500 personas. Pero lo más espectacular de todo es la forma en que está decorado, como si fuera un palacio barroco lleno de obras de arte al más puro y extravagante estilo siglo XVIII.