El Museo del Titanic en Branson, Missouri es una celebración hacia el tan famoso barco, los pasajeros y la tripulación, como seña de respeto y honor para aquellos que dieron o perdieron la vida en el hundimiento para hoy ser historia y prevalecer en el museo.