Rovaniemi, la capital de la Laponia finlandesa, acoge una ecléctica e inusual variedad de museos. Algunos ofrecen la ocasión de cantar a grito pelado en un karaoke, mientras que en otros tendrás la oportunidad de practicar tu puntería con un alce digitalizado. La cultura prolifera de muchos modos en la ciudad; Rovaniemi cuenta hasta con su propia orquesta de cámara.